Fular

Fular Nunamoochie

Compra tu fular rígido aquí

Compra tu fular elastico aquí

El fular es el cargador que más respeta la postura fisiológica del bebé. Consiste en un tramo de tela corta o larga que sirve para cargar al bebé mediante amarres que lo sujetan permitiendo las manos libres, repartiendo el peso del pequeño de manera equilibrada. Es muy versátil porque permite varias posiciones y puedes usarlo desde el nacimiento. Puede ser elástico: muy suave al tacto y favorece el contacto piel a piel, pudiendo usarse hasta los 9 kg y más allá de ese peso para caminatas no muy largas si lo ajustas bien y usas nudos de tres capas que repartan bien el peso del pequeño para evitar que la tela, que es elástica, se estire demasiado. Y puede ser rígido: por su consistencia y elasticidad en sentido diagonal, es ideal desde el nacimiento y para bebés grandes que deseas llevar en caminatas largas.

Videos e instrucciones:

Empezando a portear

Usando el fular elástico

Usando el fular

Posición vertical adelante

Posiciones para amamantar

Preanudado para fular elástico 

Cruz envuelta adelante

Doble hamaca adelante

Nudo canguro adelante

Llevar al bebé hacia tu espalda

Doble hamaca a la espalda

Doble hamaca invertida a la espalda

Nudo africano reforzado a la espalda

Rucksac o canguro a la espalda

udo canguro reforzado a la espalda

Mochila cruzada en la espalda

Cómo llevar al bebé a la cadera en un fular